Comitiva


Comitiva 1

Grupos de chicos y chicas bajan las escaleras del metro, casi corriendo, son las doce de la noche; ellas van vestidas para una boda, y llevan rosas amarillas en la mano; ellos van de negro con corbata roja o de gris con corbata verde. Solo las chicas ríen mientras bajan las escaleras, algunas parejas se paran, entre tramo y tramo, y aprovechan para besarse; pero es como si se hubiera mezclado un baile de graduación con la comitiva de un entierro.

La que espera


Ilustración de Rebecca Mock

Cada noche espera a que vuelva, entre las sombras, para que no la vea; le parece volver sentir esa sensación en el estómago cuando oye crujir la puerta y la madera del suelo, y los primeros peldaños de la escalera, que nunca arreglaron. Se oculta más cuando pasa a su lado, aunque no puede evitar alargar la mano y rozar apenas su falda, a veces una mano, o uno de sus rizos si se estira lo suficiente. Y cada noche le susurra que no se preocupe, que todo está bien, que todo va a ir bien, mientras Reveca desliza una mano perezosa por la barandilla y, a veces, tararea una canción mientras sube por la escalera, sin percatarse de que es ella, la que cada noche, espera a que vuelva.

 (Viernes creativo: El bic naranja

Ilustración de Rebecca Mock)