Casi


casi

Una chica llora en el metro; con la cabeza agachada oculta los ojos en un pañuelo de papel arrugado, primero uno y luego el otro. El chico que está con ella la mira con unos ojos grandes y tristes, mientras casi hace un puchero y casi le acaricia los brazos.

Puzzle


puzzleComo una pieza en la caja equivocada.

Lo que sea


blogVendería su alma por volver a tener veintiuno otra vez. Pero recuerda que ya debió venderla antes, en otra ocasión, por eso ahora, aunque la vendería, no puede. Y revisa armarios y cajones por si encuentra algo que pueda vender. Lo que sea por volver a tener veintiuno. Piensa que ya no tiene nada que ofrecer y se pregunta qué puede querer el que ya debió comprar su alma en otra ocasión. Por eso repite lo que sea lo que sea lo que sea, mientras revisa armarios y cajones, pero sigue sin encontrar algo que pueda vender. Lo que sea lo que sea lo que sea, por volver a tener veintiuno. Y se encuentra con la canción que le escribió su primer novio, el anillo de su madre, una canica llena de lo que parece un universo azul…, y todo lo coloca en el montón de las cosas que podría vender a cambio de volver a tener veintiuno. Y lo coloca todo sobre ese montón porque aunque hubo un tiempo en que le importaban, ahora ya no le importan tanto. Solo le importa volver a tener veintiuno. Lo que sea lo que sea lo que sea. Y se pregunta a quién le pueden interesar esas cosas que ni a ella misma le interesan ya, por eso revisa armarios y cajones y lo acumula todo en el montón de las cosas que podría vender.

G


gala5

Intemporales
seremos, así fuimos.
Anacrónicos

Cuando volabas


Desde las ramas

mirábamos estrellas.

Cuando volabas.

 

cuando volabamos

 

(Vienes creativo. El bic naranja. Ilustración de Aëla Labbé.)

 

Escalada


La costa de los dragones 1

 

Veinte años después, al pie del Annapurna, a punto de empezar el ascenso y sin dejar de mirar esa cruz en la ladera de la montaña, se siente como el niño de entonces, que saluda a su madre con la mano dentro de un guante demasiado grande, mientras su padre le aprieta la otra mano, sin decir nada.

Tiempo


Globos

Imperturbables
Mantenían el tiempo
Imprevisible

(Viernes creativo. El bic naranja

Ilustración de Cerise Doucède)