Recién usada

Es italiana, pensé cuando la vi salir del portal, con desconchones y manchas de humedad, que había en el callejón, mostrándome los pechos a través de la blusa abierta. Caminó unos pasos empujando las caderas desafiante, primero la izquierda, luego la derecha, con los pies descalzos. Y se apoyó en la pared, mirándome, la cabeza hacia atrás, los ojos entrecerrados, el desafío de otro semen resbalando por su barbilla, y las manos en las caderas.

Tiene que ser italiana, la otra cara de una auténtica madonna de enormes pezones y pechos caídos de tanto amamantar. Los tatuajes de sus brazos me hicieron pensar en campos de exterminio, y su cara en mi póster de Sofía Loren. Tuve una erección, pero lo único que necesitaba era fotografiarla, para colocarla junto al póster.

Seguía mirándome. Me acerqué y le tendí unos billetes. Hizo el gesto de limpiarse la barbilla pero no la dejé, la quería así, recién usada, con los pechos caídos y su corazón colgando entre ellos.

2 thoughts on “Recién usada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s