Fiebre

Mamá y yo habíamos estado siempre juntas, pero aquel día yo tenía fiebre, ella tenía que salir y me llevó a casa de Flora, dos pisos más abajo del nuestro, y se fue.

Flora me llevó a una habitación con una mesa de madera, un sofá verde, que recuerdo enorme, un mueble con una televisión y un reloj que sonaba muy fuerte. Salió para volver con una muñeca gigante, que colocó a mi lado, y también se fue, dejándome allí, en el sofá enorme, junto a la muñeca gigante.

Me quedé muy quieta sin dejar de mirar la televisión apagada y, de vez en cuando y de reojo, a la muñeca, vigilándola, sin atreverme a tocarla, escuchando el reloj que cada vez sonaba más y más fuerte.

2 thoughts on “Fiebre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s