Pequeña (II)

El árbol es muy alto y muy viejo y a la niña le han contado que lo plantaron cuando nació la abuela. Si el viento agita las ramas, a la niña el árbol le da un poco de miedo, porque golpean la ventana y parecen querer atraparla. Pero hoy no, hoy no le da miedo, porque como han tenido que llevar a la abuela al hospital, al árbol todavía no le han quitado los adornos y cuando el viento agita las ramas las bombillas tintinean y a la niña ya no le da miedo, porque le gusta ese sonido a Navidad.

2 thoughts on “Pequeña (II)

  1. Bueno, es más sencillo todo. La niña no crece tanto como ese árbol que casi llega a su ventana. Parece que oigo ese tintineo también, las bombillas de colores frotándose con el viento. Me gusta que la niña ya no tenga miedo. Y ese árbol gigante que parecía atraparla ahora cante la Navidad para ella………..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s