Huellas

Hay un momento, cuando caminas por la playa, junto a la orilla, justo ahí donde tus pisadas se marcan en la arena durante unos segundos, hasta que llega la siguiente ola, en el que te das cuenta de que ya has pasado por allí; es otra playa, otro verano, pero es como si fuera la misma arena, y las mismas huellas.

Coincide con el instante en el que puedes volver a escuchar esa canción. Después de tanto tiempo de pasar a la siguiente, con rapidez, cuando suena en el iPod, o de salir a fumar cuando la ponen en un bar; la escuchas y nada, no ocurre nada fuera de lo normal; la cantas, incluso; sonríes, y piensas en la primera vez que la escuchaste, en por qué te gusta, a quién te recuerda, y resulta que la primera vez no fue en aquella playa del sur, fue mucho antes.

Y te das cuenta, una vez más, que ha tardado algo más de unos segundos, pero ha llegado la siguiente ola.

 

4 thoughts on “Huellas

  1. Ya sabía yo que acabarias escribiendo de lo nuestro…
    Las huellas de nuestro último paseo las dejamos en el barro del camino del bosque tras una tormenta. No ha vuelto a llover.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s