Nadie (II)


Ahora no hay nadie que me pida que le cuente un cuento a media noche, antes de quedarse dormido abrazado a la almohada. No hay nadie que me traiga el desayuno a la cama, porque la nevera está vacía, tan vacía como la cama.

Nadie (I)


Ahora no hay nadie que duerma a mi lado. Solo está la cama vacía. Tan vacía como la nevera y el congelador, donde los hielos han vuelto a hacerse un bloque que nadie va a romper…

Inventos


El amor es algo que he inventado esta noche para ti, demasiado para una sola noche.

No me importa mañana, pero eso es algo que has inventado tú.