Cenizas

Las cosas siempre se ven diferentes al otro día, piensa mientras baja por las escaleras; se aparta el pelo de la cara, se quita las gafas y se las guarda en el bolsillo del vaquero; solo las lleva porque le dan un aire más interesante, o al menos eso le gusta creer. Escuchar música y charlar un rato ha sustituido a la aventura nocturna que él esperaba; por eso es mejor volver a casa antes de llenarte de ceniza, piensa mientras la puerta se cierra a su espalda.

One thought on “Cenizas

  1. Vive en un rincón del viejo Montmartre desde hace años,ya que su padre volvía borracho a cada anochecer.
    Le gusta su barrio y a menudo, se queda en la ventana viendo la gente pasar.
    Cuando el día va desapareciendo hay cosas que le dan miedo.En la calle hay personas que se pasean, se les oye murmurar en la noche cuando se adormece. De repente se despierta por gritos.Silbidos, pasos que se arrastran que van y vienen.
    Después el silencio le congela, frío en todo su corazón…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s