Opérculo

Cada madrugada, cuando te veía salir de mi cama, desnuda, para marcharte en silencio, colocaba un caracol en mi espalda y me dormía como si siguieras allí.

(Viernes creativo: El bic naranja)

One thought on “Opérculo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s