El pacto


Al diablo, por si le puede interesar, se ofrece sexo a cambio de juventud eterna. Y es que el diablo está harto de que siempre le ofrezcan almas.

Anuncios

Si no existo


Si no existo tal vez es porque no estás; porque no estoy, no escribo, no pinto, ni leo ni hago música, no salgo, no respondo al teléfono ni al email, porque no existo. Me encierro en casa y me protejo con la manta y el gato, en el sofá, en la cama, en la casa del árbol, en el baño o en el armario, debajo de la escalera. Quiero desparecer, porque no existo, apago el portátil, el móvil, desconecto el fijo. No existo porque no estoy. Porque no estás. Tal vez.

Instrucciones (I)


Una luciérnaga, dos cucharadas de azúcar y tu último sueño, para alejar la oscuridad. Siete mariquitas para la buena suerte. Una cáscara de limón, la cresta de una ola y chocolate, para no echarte de menos.